DONDE ESTAMOS

C/María de Guzmán 47, 28003 Madrid

91 530 69 05

Contacta con nosotros

Tendinitis Aquilea

Tendinitis Aquilea

Es la inflamación del tendón aquíleo, el más fuerte del cuerpo, que se origina en el músculo gastrocnemio y soleo y se inserta en el hueso calcáneo, en el talón. La patología está más en relación con el sobreuso que con un traumatismo o causa aguda, casi siempre en deportes en los que predomina la carrera y el salto. También se ven en personas sedentarias de mediana edad.

El dolor en la zona posterior del tobillo suele aparecer de forma muy lenta, lo que suele retrasar la consulta con el profesional de la salud. Es muy típico que duela en los primeros pasos de la mañana, o tras levantarnos tras un largo rato sentados en la silla. También con un zapato o zapatilla más plano o descalzos.

En corredores o deportistas normalmente duele durante los primeros pasos de la actividad, desapareciendo la sintomatología durante la actividad y empeorando tras esta.

La importancia de tratarse la tendinitis aquílea es vital, ya que una de las complicaciones es el aumento de sufrir una ruptura del tendón de Aquiles. Esta afección casi siempre causa un dolor agudo, como si lo golpearan en la parte posterior del talón con un garrote. Es necesaria la reparación quirúrgica. Sin embargo, la cirugía puede ser difícil debido a que el tendón no está normal.

El análisis de la pisada es muy importante: una valoración rigurosa de la marcha nos permite conocer cómo funciona el pie y la articulación del tobillo, medir el rango de movimiento en dinámica y el posible diseño de unas plantillas a medida para relajar y oxigenar el tendón .

En casos agudos que precisen una rapidísima incorporación a la vida deportiva, se puede hacer una infiltración volumétrica ecoguiada, eliminando las adherencias y recuperando la función indolorora de la estructura.

Las plantillas a medida son útiles para reducir las fuerzas que actúan sobre el tendón dañado, sentando junto al ejercicio otra base del tratamiento.

Para los casos rebeldes hoy es posible regenerar el tendón con infiltraciones con plasma enriquecido en plaquetas y electrolisis percutánea intratisular, consiguiendo unos resultados inimaginables hace unos años y solucionando prácticamente todos los casos de tendinopatía aquílea.

Si estos tratamientos no mejoran los síntomas, se puede necesitar cirugía para alargar de forma ecoguiada el músculo gastrocnemio y eliminar el origen del problema.

En la mayoría de los casos el tratamiento conservador resuelve la patología. Los cambios en el estilo de vida ayudan a mejorar los síntomas. Tenga en mente que los síntomas pueden reaparecer si no se limitan las actividades que ocasionan el dolor o si no se mantiene la flexibilidad y la fortaleza del tendón.

¿Tienes alguna duda sobre la Tendinitis Aquilea?

Si necesitas más información o tienes alguna duda sobre la Tendinitis Aquilea, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. SI continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer nuestra Política de Privacidad y Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar