Pie y Tobillo

Síndrome del túnel del tarso

Patologías

Síndrome del túnel del tarso


  • ¿Qué es?
  • Sintomatología
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Pronóstico

La fascitis plantar es una de las patologías que más visitas genera a las consultas de medicina del pie: se estima que el 10% de la población va a tener una en su vida. En VITRUVIO Instituto de Biomecánica & Cirugía sabemos que la mitad no son realmente una inflamación del tejido de la fascia, sino que es un daño en el nervio que da sensibilidad a la zona del talón.

Existe un nervio de gran importancia que recorre la parte interna del talón, llamado tibial posterior. Este nervio, mediante sus ramas, da sensibilidad a la región interna del talón y parte de la planta del pie. Tenemos que tener en cuenta que cuando estamos de pie todo nuestro peso genera tensión en esta delicada estructura. Los pacientes que vuelcan los pies hacia el interior, que tienen algún déficit muscular o cierto estrechamiento del canal por el que pasa el nervio y se puede comprimir tienen más predisposición a sufrir esta enfermedad llamada Síndrome del túnel del tarso.

En otras ocasiones la compresión nerviosa puede ser producida por un ganglión o quiste que apriete el nervio, o bien por el sobreuso de algún músculo de la pierna como el flexor propio del dedo gordo, que va en íntimo contacto con esta estructura. Entre las causas que pueden conllevar a este problema encontramos:

  • Zapatos muy apretados
  • Dedos en garra
  • Tacones muy altos
  • Juanetes

El equipo de Vitruvio Instituto de Biomecánica & Cirugía conoce a la perfección esta patología y ha realizado la primera publicación científica a nivel mundial describiendo la técnica quirúrgica ecoguiada del Túnel del Tarso, siendo pioneros en este tratamiento.

La mayoría de pacientes acuden a consulta pensando que tienen una fascitis plantar, pues presentan dolor en el talón pero hay pequeñas diferencias en la sintomatología de ambas enfermedades: el dolor de la fascitis plantar suele ser matutino y desaparecer con la actividad mientras que el dolor del síndrome del túnel del tarso suele ser al acabar el día, cuando reposamos, o bien cuando estamos quietos sobre nuestros pies.

En otras ocasiones puede presentar una sintomatología dolorosa en la región interna del tobillo, normalmente irradiada hacia la parte interna del pie.

Lo principal es escuchar al paciente atentamente y dedicarle tiempo. El síndrome del túnel del tarso es una patología infra-diagnosticada. Muchos enfermos acuden a la consulta tras años de periplos por consultas médicas y tiempo y dinero gastado en tratamientos que no han servido para nada, con nulas esperanzas sobre la solución a su dolor.

La exploración física es importante. En ella, aparecerá dolor en movimientos forzados de inversión más flexión plantar del tobillo y dolor a la compresión del nervio por el especialista.

La electromiografía no es útil para el diagnóstico, pues la compresión es dinámica, es decir, sólo cuando estamos de pie o en movimiento.

Es imprescindible realizar una ecografía del pie reproduciendo la dinámica del movimiento del tobillo y, en ocasiones, es sencillo ver el pinzamiento del nervio por algún músculo o alguna tumoración que lo oprime. Otras veces debemos analgesiar el nervio con una pequeña inyección de anestesia ecoguiada con precisión milimétrica para comprobar en una prueba dinámica que estamos ante un síndrome del túnel del tarso.

El análisis de la pisada es importante para conocer si la forma de pisar o de correr es el origen de la compresión del nervio tibial posterior.

El principal tratamiento conservador es el lavado del túnel del tarso. De forma ecoguiada, introducimos una finísima aguja en el canal por el que pasa el nervio e inyectamos una solución medicamentosa que lo separa del tejido que lo rodea, liberándolo. La precisión es milimétrica y suele haber una grandísima mejoría. En otras ocasiones infiltramos ozono en el túnel tarsiano para liberar el tejido con muy buenos resultados también.

Se pueden hacer unas plantillas personalizadas para evitar movimientos lesivos y tratar una de las causas.

En casos rebeldes al tratamiento conservador se puede hacer una pequeña cirugía ecoguiada para abrir el túnel tarsiano y eliminar de forma definitiva la patología. La incisión es mínima y la carga del pie es inmediata. Normalmente no se precisa de baja laboral y la vuelta a la actividad deportiva es rápida.

En la mayoría de los casos, con las últimas técnicas avanzadas se consigue una remisión completa de la enfermedad aunque recomendamos consultar al especialista cuanto antes para evitar un daño permanente en el nervio.

Podemos decir con orgullo que el equipo de Vitruvio Instituto de Biomecánica & Cirugía ha realizado la primera publicación científica a nivel mundial describiendo la técnica quirúrgica ecoguiada del Túnel del Tarso, siendo pioneros en esta patología.

Llama a 915 306 905 o pide más información sobre el Síndrome del túnel del tarso


Nombre

Email

Teléfono

Mensaje

¿Tienes alguna duda sobre el Síndrome del túnel del tarso?

Si necesitas más información o tienes alguna duda sobre el Síndrome del túnel del tarso no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.


Contacta
Síndrome del túnel del tarso 1


Vitruvio Biomecánica y Cirugía


En VITRUVIO Instituto de Biomecánica y Cirugía ofrecemos un abanico de servicios de salud en el campo de la biomecánica y la cirugía a través del estudio del cuerpo y su movimiento




Suscribete


Suscribete para recibir todas las novedades de Vitruvio



2019 Clinfy

1
¿Quieres recibir más información sobre el Síndrome del Túnel del Tarso?
Powered by