DONDE ESTAMOS

C/María de Guzmán 47, 28003 Madrid

91 530 69 05

Contacta con nosotros

Tendinitis o tendinopatía del rotuliano

¿Qué es?

La tendinopatía del tendón rotuliano es una de las principales causas en clínica por dolor en la cara anterior de la rodilla. Suele estar asociado a lo que se conoce como lesiones por sobreuso, siendo frecuente entre deportistas que llevan a cabo un tipo de actividad repetitiva como el salto, el golpeo, las frenadas y arranques rápidos o la carrera, con una prevalencia de hasta el 40% en jugadores de baloncesto y voleibol

El modelo tradicional de las “tendinitis’’ como un proceso inflamatorio está actualmente en desuso, ya que las últimas investigaciones publicadas han descrito el proceso patológico del tendón principalmente como degenerativo, debido a la ausencia de células inflamatorias y a la presencia de zonas de degeneración del colágeno, degeneración mixoide e incremento de la sustancia fundamental, asociado a un fallo en el proceso de reparación del tendón. Es por ello que hablamos de “tendinosis’’ o “tendinopatía.´´

Sintomatología.

La tendinopatía del tendón rotuliano causa dolor sobre el polo inferior de la rótula y cursa con los siguientes síntomas:

  • Dificultad para estirar y alargar la pierna,
  • Molestias al agacharse, saltar, subir escaleras, etc.

Sin embargo, la rigidez no es el único síntoma que aparece con la tendinopatía, ya que los fuertes dolores en la parte trasera de la rodilla también son habituales, así como en el cuádriceps. La sensación de debilidad puede resultar realmente molesta, provocando problemas de equilibrio y un fuerte inflamación en la parte baja de la rodilla.

El horario y el ritmo del dolor son variables: van de la simple molestia de la mañana al dolor permanente que provoca una verdadera impotencia, pasando por la molestia al comienzo del ejercicio que desaparece con el calentamiento y vuelve a aparecer al final de la práctica deportiva.

Pruebas y exámenes.

El diagnóstico de la tendinopatía rotuliana se basa en la clínica y la exploración. Muy a menudo, el tendón de la rótula proximal es sensible y puede incluso haber algún engrosamiento en los casos crónicos.. El malestar puede ser bastante global en torno a la parte delantera de la rodilla y difícil de localizar para el paciente. Sin embargo, en casi todos los casos se puede encontrar un punto sensible en el tendón de la rótula.

La confirmación del diagnóstico se basa en una ecografía donde podremos apreciar el grosor del tendón y la calidad y la disposición del tejido que lo forma, así como áreas de edema peritendinosas.

Tratamiento.

El tratamiento de la lesión dependerá del gravedad de la lesión.

En el caso de las lesiones leves lo más habitual es reducir el nivel de ejercicio físico, y aplicar hielo regularmente para aliviar los dolores y reducir la hinchazón, así como la terapia farmacológica con AINEs. Acudir al fisioterapeuta también te puede resultar de gran ayuda.

Es importante evitar la cronificación de la lesión. En VITRUVIO Instituto de Biomecánica y Salud para solucionar el problema de la manera más rápida tenemos protocolos específicos dependiendo del paciente donde fisioterapeutas expertos, licenciados en INEF, traumatólogos y podólogos trabajan conjuntamente.

En dicho protocolo usamos desde los tratamientos más conservadores como son la fisioterapia y la ortopodología hasta la medicina regenerativa, como es la terapia EPI y los factores de crecimiento, implicados en la regeneración de los tejidos dañados.