DONDE ESTAMOS

C/María de Guzmán 47, 28003 Madrid

91 530 69 05

Contacta con nosotros

Dedo en garra

QUÉ ES:

Las deformidades digitales de los dedos menores engloban a un grupo complejo de alteraciones del pie que actualmente supone uno de los principales motivos de consulta, siendo el dedo en garra el más frecuente.

Por definición un dedo en garra es aquel que presenta:

  • hiperextensión de la articulación metatarsofalángica
  • flexión de la articulación interfalángica proximal
  • posición en flexión o neutro de la interfalángica distal.

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

¿Cómo saber si tengo un dedo en garra?

Los signos y síntomas más frecuentes de dicha patología son los siguientes:

  • Aparición de durezas o zonas de fricción con el calzado en el dorso y/o en la punta del dedo pudiendo cursar incluso con dolor.
  • Atrofia o cambio de coloración de la uña.
  • Dolor en la articulación metatarsofalángica.

CAUSAS:

Las causas son diversas, pero se asocia a una gama de alteraciones patológicas que pueden afectar principalmente a la musculatura de los dedos, siendo la disfunción biomecánica, bien adquirida (uso de zapatos estrechos, tacones, etc), bien congénita, el factor más importante.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico de dicha patología es principalmente clínico, aunque también se pueden hacer radiografías para evaluar el grado de deformidad del dedo.

TRATAMIENTO:

Dependiendo del grado de deformidad que presenta el dedo afectado el tratamiento varia.
Éste puede ser flexible o parcialmente flexible o desarrollar una deformidad fija y dolorosa en grado variable.

En casos en los que la deformidad sea flexible o parcialmente flexible el tratamiento conservador es el más indicado. Los tratamientos más conocidos son las ortesis de silicona y los vendajes funcionales (vendaje en corbatín) con el fin de estirar el dedo todo lo que sea posible.

Los casos en los que la deformidad sea fija e incluso dolorosa y hayan fracasado los tratamientos conservadores, la solución quirúrgica es el tratamiento por excelencia.

Las técnicas quirúrgicas que se están aplicando en la actualidad para corregir este tipo de deformidades digitales son las siguientes:

Artroplastia: Consistente en la eliminación de la cabeza de la falange proximal.

Artrodesis: Consistente en fusionar la articulación interfalángica proximal mediante la técnica termino – terminal y de enclavijamiento.

Cirugía minimamente invasiva: Consistente en realizar correcciones en las falanges mediante incisiones pequeñas.