DONDE ESTAMOS

C/María de Guzmán 47, 28003 Madrid

91 530 69 05

Contacta con nosotros

Trocanteritis

¿Qué es?

La trocanteritis es la afectación de la inserción de los músculos en la cadera, que se caracteriza por la presencia de dolor en la cadera. En algunos casos hay inflamación de la cápsula articular de la cadera y derrame del líquido que allí se encuentra. La trocanteritis también puede ir asociada una inflamación de la bolsa que se encuentra protegiendo el trocánter, esto es lo que conocemos como bursitis trocantérea.

Las causas pueden ser múltiples, siendo la más frecuente la sobrecarga en los tendones o en los músculos vecinos (glúteo medio y mayor, banda iliotibial, piramidal) o la inflamación de la bursa trocantérea. Es una patología más común en mujeres que en hombres, sobre todo a partir de los 50 años. Ello se debe a la diferente configuración de la pelvis femenina, más ancha y por tanto, más propensa a sufrir sobrecarga mecánica.

Además, existen factores predisponentes, la mayoría derivados de la diferente distribución de la carga en los miembros inferiores, como son la dismetría de miembros inferiores, la artrosis de cadera o la lumbalgia crónica.

Sintomatología

El síntoma principal es el dolor localizado en la cara externa de la cadera que se irradia frecuentemente por el miembro inferior, llegando incluso a parecerse al dolor de una “ciática”. Ésta se ve agravada con la deambulación, al subir escaleras o cuando el paciente se tumba sobre el lado afectado.

Pruebas y exámenes

Su diagnóstico es fundamentalmente clínico, ya que el paciente será quien nos aporte la mayor parte de la información necesaria. El test de Patrick o Fabere es el comúnmente utilizado para detectar lesión en la cadera o en la articulación sacroilíaca. En cuanto al diagnóstico por imagen, la ecografía nos puede ser de gran utilidad para la visualización de las bursas y la musculatura implicada en dicha patología

Tratamiento

El tratamiento convencional de esta patología consiste en la administración de antiinflamatorios, analgésicos e infiltraciones locales de cortisona-corticoides. Estos métodos pueden conseguir una mejoría a corto plazo, pero no una eliminación de todos los síntomas y menos aún evitan las posibles y frecuentes recaídas debido a que no se está tratando la causa real.

El tratamiento más eficaz es anular todos los factores de riesgo y disminuir o quitar la inflamación. Para conseguirlo en VITRUVIO Instituto de Biomecánica y Salud optamos por un minucioso estudio antropométrico y biomecánico del aparato locomotor combinado con osteopatía y fisioterapia. La evidencia científica nos demuestra que aplicando todos estos tratamientos es la manera más eficaz de resolver la lesión.

Sin embargo, en aquellos casos que no mejoran con el tratamiento conservador habrá indicación para realizar un tratamiento quirúrgico abierto o por artroscopia.